Metabolismo celular y envejecimiento

  • Imprimir
Ratio:  / 11
MaloBueno 

 

El propio metabolismo celular ocasiona el envejecimiento.

El miedo al envejecimiento, la enfermedad, la soledad y la muerte son constantes en todas las civilizaciones y culturas humanas. Cada una de ellas ha dado una respuesta a las mismas, con un estilo de afrontamiento distinto.

Occidente con la moderna medicina científica y sus sistemas de salud pública ¿Qué respuesta ha dado? Lo ha hecho por medio de la medicalización. Esto es, comenzando a tratar causas que ocasionan disconfor psíquico, pero que en sí mismas no son enfermedades. La prediabetes, la prehipertensión, la disfunción sexual, la calvicie... Cada vez más personas estan polimedicadas y expuestas a efectos secundarios simplemente porque la medicina asistencial no tiene respuestas.

Ya no está muy lejos el día en el que se empiece a tratar porque análisis genéticos muestren la predisposición a algún tipo de enfermedades. Lamentablemente, la enfermedad obedece a causas muy distintas de las genéticas, que solo hablan por lo general de vulnerabilidad o fragilidad. Causas sobrevenidas como es el estrés psicosocial, sociolaboral, familiar, ambiental, nutricional... son las verdaderas situaciones biográficas que generan alteraciones endocrinas e inmunitarias que determinan la enfermedad y el daño biológico, generalmente por agotamiento de los recursos organicos para afrontarlas.

 

 

la resistencia de la vida

 

Así, actualmente se sabe que el crepúsculo de la vitalidad acontece debido a la propia mecánica celular. Al igual que el desgaste de los materiales acontece en las maquinas, también lo hace en las células. El corazón energético de las mismas son las mitocondrias. El ADN de estos orgánulos celulares está expuesto a la agresión oxidativa y van cediendo en su capacidad de producir energía para el organismo.

¿Qué podemos hacer para disminuir el daño que ejerce el paso del tiempo sobre nuestra salud? El cuidado consiste, primero en el cuidado integral del organismo mediante relajación o meditación, continuando con el soporte y mantenimiento del cuerpo mediante ejercicio moderado y nutrición, garantizando un aporte suficiente de vitaminas, minerales y fundamentalmente, debido a las condiciones de la sociedad moderna, con antioxidantes.

Una de las disciplinas de la medicina naturista presta una gran atención al metabolismo. Se trata de la medicina ortomolecular.

Su objetivo es mantener el metabolismo, tanto el intermediario como el bioenergético perfectamente equilibrado. Para ello emplea nutrientes esenciales, vitaminas, minerales y otros productos obtenidos de fuentes naturales cuya función es disminuir el estrés oxidativo y regular la expresión del genoma.

La medicina ortomolecular considera que las enfermedades son causadas por desequilibrios moleculares que pueden ser corregidas por medio de la administración de las moléculas nutritivas adecuadas en el momento adecuado.

La inmensa mayoría de las personas padecen de deficiencias subclínicas de minerales y de vitaminas. Por ejemplo, la concentración de magnesio en más del 20% de la población es insuficiente, o cada vez se observa que el índice sérico de la vitamina D3 se encuentra por debajo de los niveles recomendados en mayor número de personas, y esto pese a que vivimos en un país con buenos habitos dieteticos tradicionales y muy soleado, como es el caso de España.

¿Que ocurre cuando los niveles de nutrientes esenciales son deficientes en el organismo? Pues lo mismo que pasaría en una maquina cuyos niveles de elementos no estructurales fueran deficientes: se produce un desgaste de materiales acelerado y finalmente la inoperatividad del artefacto.

El desgaste de materiales en el organismo acontece por medio del estrés oxidativo, fundamentalmente, y el daño en los orgánulos, mitocondrias, retículo endoplásmico..., y por el plegamiento anormal de las proteínas. Finalmente se produce la muerte celular. La muerte de muchísimas células ocasiona el desgaste de los órganos y sistemas. Este hecho es conocido como envejecimiento.

 

tercera edad saludable

 

Ahora, un nuevo estudio realizado en ratones viene a conceder la razón a estos planteamientos y supone un adelanto en la medicina preventiva molecular y en la identificación de nuevos biomarcadores para detectar el riesgo de enfermedad de manera precoz.

En este trabajo, un grupo de científicos ha demostrado en ratones que el perfil metabólico de un organismo indica el grado de envejecimiento celular y el estado de salud general.

Con la finalidad de estudiar una posible relación entre metabolismo y envejecimiento, los autores han utilizado una novedosa metodología que, basada en técnicas de cromatografía líquida y resonancia magnética, ha permitido estudiar en 130 ratones hasta 1.500 metabolitos –intermediarios o productos del metabolismo– procedentes de muestras muy pequeñas de suero sanguíneo.

Con este procedimiento, se ha podido ver que el perfil metabólico de los ratones depende de su edad biológica. En concreto, se han hallado 48 metabolitos que varían de forma muy significativa con la edad.

Cuando los investigadores realizaron los mismos análisis en ratones que expresaban mayor cantidad de telomerasa –aquellos que envejecen más lentamente–, observaron que el sello metabólico era muy similar al de los ratones más jóvenes. Cuando hicieron estos análisis en ratones deficientes en telomerasa –aquellos que envejecen más rápido–, observaron un perfil metabólico muy similar al de los animales de mayor edad. De hecho, estudios recientes en humanos indican una posible relación entre metabolismo y esperanza de vida.

Algunos de los 48 metabolitos identificados en el estudio se han relacionado previamente con patologías asociadas a la edad, como enfermedad de Alzheimer o trastornos cardiovasculares.

De acuerdo con lo visto, suplementar con nutrientes esenciales es un procedimiento médico de gran interés para mantener la salud. Esta va de dentro hacia fuera, de fuera hacia dentro es mera cosmética.