Los huevos son saludables

Ratio:  / 11
MaloBueno 

 

Huevos y alimentación cardiosaludable.

______________________

 

En 1973, la Asociación Americana del Corazón recomendó limitar la ingesta de huevos a un máximo de tres por semana. Esta recomendación fue aceptada sin crítica alguna y sigue plenamente vigente entre médicos y responsables sanitarios.

Por ello y de manera tradicional los profesionales de la salud vienen manteniendo que comer huevos incrementa el nivel de colesterol y el riesgo cardiovascular y durante las últimas décadas se ha recomendado la restricción de su ingesta por los médicos y desde los diversos organismos de salud pública.

Para verificarlo basta consultar las recomendaciones de la pirámide de alimentación saludable en su versión española.

Sin embargo, todos los estudios recientes desmienten que la ingesta de huevos aumente los niveles de colesterol en los jóvenes, lo que supone un grave resbalón y un nuevo descredito para la Asociación Americana del Corazón.

Así, se ha ido llegando a demostrar que comer más cantidad de huevo no se relaciona necesariamente con un mayor nivel de colesterol plasmático ni con un peor perfil cardiovascular en los adolescentes.

En la actualidad, la ingesta de huevos en edad adolescente ha dejado de estar relacionada con algunos de los factores de riesgo cardiovascular, como el perfil lipídico, la adiposidad, la resistencia a la insulina o la tensión arterial.

 

huevos pasados por agua

 

Los resultados del estudio europeo HELENA, sobre el análisis de los parámetros correspondientes a la salud cardiovascular de 380 niños, señala que comer más cantidad de huevo no se vincula necesariamente con un mayor nivel de colesterol plasmático ni con un peor perfil cardiovascular en adolescentes, con independencia de la actividad física.

Por el contrario, el incremento del colesterol plasmático parece estar más influenciado por la ingesta de grasas saturadas y grasas trans, presentes en carnes rojas, bollería industrial, etc., que por el propio colesterol de la dieta.

Como consecuencia, los resultados de este trabajo sugieren realizar una revisión de las recomendaciones para la alimentación de los adolescentes, si bien sostienen que sería conveniente acometer de nuevo la investigación en una población en la que la ingesta de huevo sea superior.

El huevo es un alimento barato y rico en proteínas de primera calidad, minerales, folatos y vitaminas del grupo B y, por tanto, puede aportar gran cantidad de los nutrientes que son necesarios en edad adolescente para un óptimo desarrollo.

Sin embargo, aunque la mayor parte de los alimentos ricos en colesterol suelen ser también ricos en grasas saturadas, un huevo de tamaño medio contiene unos 200 miligramos de colesterol, pero tiene más grasas insaturadas que saturadas y aporta solo 70 calorías.

Recordar que el aspecto cardiosaludable del huevo depende de la forma de cría y alimentación de la gallina. Los huevos ricos en omega-3, y proporcionalmente bajos en colesterol, son los huevos de gallina de corral de toda la vida. Los altos en colesterol y bajos en omega-3 se producen en granjas.