Resuelto el misterio de los beneficios del chocolate negro

Ratio:  / 11
MaloBueno 

 

Resuelto el misterio de los beneficios del chocolate negro

 

El chocolate negro es beneficioso para el corazón porque las bacterias intestinales lo digieren y, al fermentarlo, lo descomponen en antioxidantes saludables que, una vez que son absorbidos por el organismo, protegen la salud cardiovascular debido a sus propiedades antinflamatorias.

Éste es el primer estudio (1) que examina los efectos del chocolate negro sobre los diversos tipos de bacterias intestinales.

Se sabe que en la flora intestinal, o microbiota intestinal, se encuentran dos tipos de microbios: los buenos y los malos. Los microbios buenos, como las bífidobacterias y los lactobacilos, cuando se come chocolate negro, lo fermentan y producen compuestos que son antiinflamatorios. Cuando estos compuestos son absorbidos por el cuerpo, disminuyen la inflamación de tejido cardiovascular, reduciendo el riesgo de padecer un accidente cerebrovascular a largo plazo.

En el intestino hay otras bacterias, las malas, que están asociadas con la inflamación y pueden causar gases, hinchazón, diarrea y estreñimiento. Éstas incluyen algunos clostridios y bacterias de Escherichia coli. Estas poblaciones van aumentando sus colonias en el intestino debido a la ingesta de antibióticos fundamentalmente.

El estudio analizó tres polvos de cacao usando un modelo de tracto digestivo, compuesto por una serie de tubos de ensayo modificados para simular la digestión normal. Los materiales no digeribles se sometieron entonces a la fermentación anaeróbica utilizando bacterias fecales humanas.

 

chocolate-corazon

 

 

El cacao en polvo, un ingrediente del chocolate, contiene varios compuestos polifenólicos o antioxidantes, como la catequina o la epicatequina, y una pequeña cantidad de fibra dietética. Ambos componentes son mal digeridos y absorbidos, pero cuando alcanzan el colon, los microbios adecuados se hacen cargo de ellos.

En éste estudio se demuestra como la fibra se fermenta y los grandes polímeros polifenólicos se metabolizan en moléculas más pequeñas, que son más fáciles de absorber. Estos polímeros más pequeños tienen actividad antiinflamatoria.

Así, la combinación de la fibra presente en el cacao con alimentos prebióticos (2) puede mejorar la salud general de las personas y ayudar a convertir los polifenoles del estómago en compuestos antiinflamatorios. Cuando se ingieren prebióticos, los microbios intestinales beneficiosos aumentan su población y ganan a los microbios "malos" del intestino, como los responsables de los problemas de estómago.

Los prebióticos son carbohidratos que se encuentran en alimentos como el ajo crudo y la harina de trigo integral cocido que los humanos no pueden digerir pero que a las bacterias buenas les gusta comer, además de que se pueden tomar en suplementos dietéticos.

Por ello, las personas pueden experimentar aún más beneficios para su salud si combinan el chocolate negro con frutas sólidas como las granadas, Punica granatum (3), y el açaí, Euterpe oleracea (4), una palmera nativa del norte de Sudamérica que da un tipo de fruto muy rico en antioxidantes, al igual que la anterior.

En todo caso, se hace cada vez más relevante la importancia de mantener una flora intestinal equilibrada y sana para conservar la salud. Señalar que el consumo de alimentos probióticos (5) puede resultar también muy importante para su mantenimiento.